Damos la bienvenida en el Programa Catalán de Protección a Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos, edición 2019-2020.

El programa ofrece protección y atención integral a defensores y defensoras de derechos humanos que ven amenazada su vida o integridad, a través de una acogida temporal de seis meses en Catalunya y acompañamiento en el retorno.

Es una iniciativa impulsada por la Generalitat de Catalunya, liderada por la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo, en colaboración con la Secretaria de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía. La entidad colaboradora encargada de la gestión es la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado. También tienen un rol activo en el acompañamiento en la estancia las diferentes entidades catalanas que presentan las candidaturas de los defensores y defensoras.

Durante la edición de 2019-2020 están acogidas tres personas defensoras de derechos humanos:

Mario Luna (México)

Mario Luna es un defensor de los derechos indígenas y el medioambiente en México. Es el secretario de las autoridades tradicionales del pueblo de Vícam de la tribu yaqui, en el estado de Sonora y pertenece al Congreso Nacional Indígena, que es una de las organizaciones indígenas más relevantes de México.

Es uno de los portavoces principales de la tribu yaqui y entre otras funciones, representa a la comunidad en relación a la defensa de sus derechos en el contexto de la construcción y operación del megaproyecto acueducto Independencia. Fue portavoz de la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra el año 2016 y ha participado también en la Caravana Nacional por el Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida.

Ha sufrido fuertes represalias por su oposición al trasvase del rio Yaqui para la construcción del acueducto Independencia. Ha estado criminalizado y encarcelado durante más de un año por cargos infundados de secuestro y robo. Además, ha sufrido amenazas de muerte y agresiones, persecución y difamación en su contra y de su familia. Ninguna de estas agresiones ha sido investigada y su situación de riesgo persiste a pesar que pertenece al mecanismo de protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas de México.

Organización: Congreso Nacional Indígena. Portavoz de la tribu yaqui de la comunidad de Vícam, en México.

Organizaciones que presentan su candidatura al programa de protección: Serapaz México y Taula per Mèxic.

Alicia Valencia (Colombia)

Alicia Valencia es defensora de los derechos humanos de les mujeres y de los derechos indígenas en Colombia. Coordinadora del Programa Mujer de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) entre los años 2009 y 2011 e impulsora del observatorio de violencias de género en los municipios de Corinto y Miranda. En el 2011 fue elegida alcaldesa del gobierno del pueblo nasa en el norte del Cauca. También ha sido guarda indígena en su territorio y ha liderado la estrategia de defensa, autonomía y control territorial.

Esta tarea de defensa le ha conllevado amenazas de muerte a ella y a su familia, de parte de diferentes actores armados.

El Cauca es una de las regiones de Colombia con más asesinatos a líderes y lideresas sociales y personas defensoras de derechos humanos, con un total de 67 personas asesinadas entre enero de 2018 y abril 2019. En el conjunto del país, el colectivo indígena es de los que más ha sufrido la violencia, con 74 líderes y lideresas asesinadas – 12 mujeres y 62 hombres – principalmente de la etnia nasa, con 32 muertes registradas.

Organización: Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Colombia.

Organizaciones que presenten la su candidatura al programa de protección: Col·lectiu Maloka.

Milena Florez (Colombia)

Milena Florez es una defensora de los derechos humanos y del medio ambiente. También es vicepresidenta del Movimiento Ríos Vivos, fiscal de la Organización de Mujeres Defensoras del Agua y de la Vida AMARU y presidenta de la Asociación de Víctimas y Afectados por Megaproyectos de las veredas de Orejón, Chirí y Buenavista (ASVAM ORCHIBU).

El Movimiento Ríos Vivos trabaja por la defensa de los derechos humanos y ambientales y se basa en la organización de las comunidades afectadas por megaproyectos de grandes hidroeléctricas y mineras, como es el caso de la hidroeléctrica de Hidrotuango en el municipio de Antioquia.

La defensora ha tenido un papel de liderazgo en la recolección de denuncias de las personas afectadas en el terreno, la verificación de las condiciones de seguridad de las comunidades y ha sido víctima de seguimientos, hostigamientos y amenazas y ha sido desplazada tres veces.

Organización: Movimiento Ríos Vivos Antioquía, Colombia.

Organizaciones que presentan su candidatura al programa de protección: Mujeres Pa’lante.