Mundo

[vc_row full_width=”stretch_row” typography_style=”white” wpex_bg_overlay=”dark” css=”.vc_custom_1590570456826{margin-bottom: 3% !important;padding-top: 10% !important;padding-bottom: 10% !important;background-image: url(http://www.ccar.cat/wp-content/uploads/2020/05/mon-ccar.jpg?id=8790) !important;background-position: center !important;background-repeat: no-repeat !important;background-size: cover !important;}” wpex_bg_overlay_color=”#000000″ wpex_bg_overlay_opacity=”0.3″][vc_column width=”1/6″][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

Mundo

[/vc_column_text][vcex_spacing size=”20px”][vc_column_text font_size=”16px”]

A escala mundial, más de 70 millones de personas se han visto obligadas a huir por la guerra, la violencia y graves violaciones de sus derechos fundamentales. Esto representa el número más alto nunca registrado desde la II Guerra Mundial.

[/vc_column_text][vcex_spacing size=”20px”][vc_separator color=”custom” border_width=”10″ el_width=”10″ accent_color=”#5e931f”][/vc_column][vc_column width=”1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row full_width=”stretch_row_content_no_spaces”][vc_column][vc_column_text]

© Olmo Calvo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row content_placement=”middle” css=”.vc_custom_1579868008472{padding-top: 3% !important;padding-right: 7% !important;padding-bottom: 1% !important;padding-left: 7% !important;background-color: #5e931f !important;}”][vc_column][vc_column_text color=”#ffffff” font_size=”22px”]

Siria es el primer país de origen de personas refugiadas del mundo. Debido a un conflicto que ya dura más de 9 años, han huido del país más de 6,7 millones de personas.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row content_placement=”middle” css=”.vc_custom_1579867948919{padding-top: 2% !important;padding-bottom: 2% !important;}”][vc_column width=”1/6″][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

Alrededor del 80 por ciento de las personas que han huido de sus países de origen han buscado refugio en los países vecinos. Turquía, con 3,7 millones de personas refugiadas, es el principal país donde se quedan atrapadas debido a las políticas de cierre y externalización de fronteras de Europa, como el acuerdo ilegal firmado entre la UE y el país otomano. Pakistán (1,4 millones), Uganda (1,2 millones), Sudán (con 1,1 millones) y Alemania (con 1,1 millones) también están entre los principales países de acogida.

Según datos de ACNUR, en el mundo hay actualmente 41,3 millones de personas desplazadas internas, y cerca de 26 millones de refugiadas. Las personas solicitantes de asilo llegan a los 3,5 millones. 37,000 personas huyen de su casa cada día.

Los principales puntos fronterizos por los que las personas intentan entrar a la UE se encuentran en Italia, Grecia y España.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row css=”.vc_custom_1588851109510{padding-right: 8% !important;padding-left: 8% !important;}”][vc_column][vc_single_image image=”8793″ alignment=”center”][/vc_column][/vc_row][vc_row content_placement=”middle”][vc_column width=”1/6″][/vc_column][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

A lo largo de 2019, más de 5300 personas en todo el mundo murieron en sus trayectos migratorios, principalmente en las rutas marítimas, según datos de la Organitzación Internacional por las Migraciones.

La decisión de los países de la UE de blindar las fronteras y no ofrecer vías legales para solicitar asilo provoca que la mayoría de personas que quieren demandar asilo o refugio tengan que arriesgar su vida en el Mediterráneo, sortear vallas de alambre y alargar su recorrido. Solamente en 2019, 110.669 personas cruzaron el Mediterráneo para llegar a Europa. De estas, al menos 1.283, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) murieron en su intento de cruzar la ruta migratoria más mortal del mundo. Se estima que por lo menos 40.000 personas habrían perdido la vida en esta ruta en lo que llevamos de siglo.

Mientras la política de migración y asilo europea sigue centrada en el esfuerzo de la externalización de fronteras y de retorno, la puesta en marcha de vías legales y seguras para obtener protección continua débil. Por otro lado, la consecución de un Sistema Europeo Común (SECA) de asilo eficaz y respetuoso con los derechos de las personas refugiadas continúa siendo una tarea pendiente: las perspectivas de las personas solicitantes de asilo continúan siendo diferentes en función del país donde se examina su solicitud.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/6″][/vc_column][/vc_row]